Cuando Dios te quita algo de las manos, no te está castigando

Cuando Dios te quita algo de las manos,
no te está castigando.
Solo está abriéndote las manos,
para que recibas algo mejor.
logo web

« Anterior Siguiente »
Imágenes relacionadas:
Publicar un comentario
  • 0Blogger
  • Facebook
  • Google+